El amor es la compensación de la muerte;
su correlativo esencial.

ARTHUR SCHOPENHAUER



sábado, 12 de abril de 2014

La noche del cazador

Misterio y melancolía de una calle.1914. Giorgio de Chirico.


 Ojeando un libro de arte en la biblioteca  me encontré con esta imagen de un cuadro de  Giorgio de Chirico y me acordé  de la película  La noche del cazador. En el cuadro,  una niña juega sola  y despreocupada  con un aro mientras al final de la calle una sombra se agiganta. La escena provoca cierta angustia;  la caída de la noche y la sobria arquitectura transmiten una enorme sensación de soledad y desamparo. Intuimos que esa sombra es el mal que acecha y que  hará daño a la niña cuando la encuentre. En la película de Charles  Laugton,   John le cuenta un cuento a su hermana Pearl antes de dormir cuando la sombra de un hombre se proyecta en la pared de la habitación, Pearl se asusta y  John se asoma a la ventana, allí está Harry Powell, el falso reverendo interpretado por Robert Mitchum,  apoyado en la valla de madera de la casa y observando la ventana, acechando. La maldad y la inocencia, el bien y el mal, el amor y el odio.
Charles Laughton (magnífico actor) sólo se puso detrás de la cámara una vez en su vida y rodó una de las grandes películas del cine norteamericano. The Night of the Hunter es una película atípica, extraña, difícil de encasillar en algún género. Podemos decir que es cine negro pero está muy alejada de cualquier película de este género con la que la queramos relacionar, podemos decir que es cine de terror pero no tiene nada que ver con ninguna película de terror. Realidad y fantasía se mezclan hasta confundirse,  es un cuento infantil y un drama onírico, pero también una crónica sobre la Gran Depresión.   La película está basada en una novela de David Grubb  que el guionista James Agee adaptó para la pantalla. Laughton  prescindió de la perspectiva realista del libro y el resultado fue esta magnífica película llena de guiños al cine expresionista alemán.

La noche del cazador es una de las pocas películas protagonizadas por niños que me gusta. En esta película hay niños desamparados y hambrientos, niños con la fantasía y los miedos propios de un niño,  pero no hay ni gota de ese sentimentalismo ramplón tan común en el cine a la hora de abordar la infancia. John, ese chaval que madura a la fuerza , ese héroe capaz de guardar un secreto hasta las últimas consecuencias, me metió en su bolsillo desde la primera escena.



"Cuidado con los falsos profetas; se acercan con piel de cordero pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis." Mateo, capítulo 7 versículo 15.

Ficha de la película