El amor es la compensación de la muerte;
su correlativo esencial.

ARTHUR SCHOPENHAUER