El amor es la compensación de la muerte;
su correlativo esencial.

ARTHUR SCHOPENHAUER



martes, 8 de enero de 2013

¿Tú también Bruto?


Hace unos días un amigo me pasó una lista de las mejores películas del 2012 según el criterio de los críticos de cine de un blog que visita,  me hizo hincapié en César debe morir de los hermanos Taviani, a los que no tenía el gusto de conocer. En cuanto llegué a casa puse la copia que me había pasado, y un lujo, un soplo de aire fresco para lo que se hace en estos tiempos. Cine sin florituras. La peli se mueve entre la ficción y el documental, y trata sobre el montaje de la obra Julio César de William Shakespeare  que se realiza en el taller de teatro de una cárcel romana. Los ensayos de los presos y la representación final se mezclan con la vida cotidiana de la prisión. Los actores no son profesionales, son los propios presos.
Los convictos, tras vivir otras vidas y probarse otros nombres, tras meterse en la Roma del año 44 antes de Cristo interpretando a los conspiradores Casio y Bruto, a Marco Antonio y a Julio César, vuelven a la grisura y a la rutina de la vida carcelaria. Un película sobre la redención a través del arte, que invita a reflexionar sobre si la libertad es solo una cuestión de moverse libremente, o también de evadirse a través de la literatura el cine y el teatro traspasando los muros de una triste prisión.
 
Los presos ensayan en la prisión en Cesar debe morir 
de los hermanos Taviani.2012.
 

 Me quedo con lo que dice el preso que interpreta a Casio cuando vuelve a su celda después de la representación final. "Desde que me relacioné con el arte esta celda se ha vuelto una prisión". Viendo la peli me acordé de una novela de Jack London, El peregrino de las estrellas.
Es imposible ver Cesar debe morir sin recordar Julio César, la fiel adaptación del texto de Shakespeare que rodó Mankiewitcz en 1953. Así que la he vuelto a ver. Un peliculón, una obra maestra, mi película de romanos favorita, sin gladiadores, sin banquetes, sin cuadrigas rueda contra rueda, sin leones merendándose a cristianos, sin la pompa y el color al que el género nos tiene acostumbrados, pero con el potente texto de Shakespeare sostenido por un genial elenco de actores, una fotografía espectacular, y una cámara que juega con los primeros planos y con los picados y contrapicados para escudriñar a unos personajes atormentados. Para rematar, esos decorados salchicheros que acentúan el carácter teatral de la película. Inolvidable Marlon Brando interpretando a Marco Antonio y James Manson a Bruto. Después de ver Cesar debe morir de Taviani y Julio César de Mankiewicz uno tiene claro que Shakespeare está muy vivo.
 
¿Tú también Bruto? dice Julio César a su fiel amigo en el momento
de recibir de él la puñalada final .Julio César de Mankiewicz.1953.
 
 

 No las perdáis de vista. Saludos cordiales.

 

César debe morir(Cesare deve morire)

-Año: 2012

-Duración 76 minutos

-Director: Paolo Taviani, Vittorio Taviani

-Guión:Paolo Taviani, Vittorio Taviani (Historia: William Shakespeare)

-Música:Giuliano Taviani, Carmelo Travia

-Fotografía:Simone Zampagni

-Premios:
 
2011: 5 Premios David di Donatello, incluyendo mejor película y director. 8 Nominaciones

2012: Festival de Berlín: Oso de Oro mejor película

2012: Premios del Cine Europeo: 4 nominaciones, incluyendo mejor película y director

2012: Satellite Awards: Nominada a Mejor película extranjera

Julio César (Julius Caesar)

-Año: 1953

-Duración: 120

-País: Inglaterra

-Director:Joseph L. Mankiewicz

-Guión:Joseph L. Mankiewicz (Teatro: William Shakespeare)

-Música:Miklós Rózsa

-Fotografía:Joseph Ruttenberg (blanco y negro)

-Reparto:Marlon Brando, Louis Calhern, Deborah Kerr, James Mason, Greer Garson, John Gielgud, Edmund O'Brien

-Premios:1953: Oscar: Mejor dirección artística B&N. 5 nominaciones

1953: National Board of Review: Mejor película